¿Cuándo se produce una buena interacción pedagógica?

De acuerdo con las dimensiones del Portafolio de Evaluación Docente, es cuando:

  • “El docente explica contenidos o procedimientos utilizando estrategias que promueven una comprensión acabada por parte de los estudiantes”.
  • Por lo cual, el docente debe:
    • Dominar la metodología propia de la asignatura.
    • Formular preguntas de calidad que favorezcan el desarrollo de habilidades superiores de pensamiento.
    • Aprovechar las intervenciones para precisar y desafiar los aprendizajes de los estudiantes.

Un docente efectivo debe ser capaz de preguntar:

  • Preguntas conceptuales aclaratorias: Básicamente son preguntas que ayudan a profundizar más en un tópico determinado:
    • ¿Por qué dice usted eso?
    • ¿Qué quiere decir exactamente esto?
    • ¿Puede darme un ejemplo?
    • ¿Lo qué usted quiere decir es…..o…..?
  • Preguntas para comprobar conjeturas o supuestos: Esto les replantea a los estudiantes las bases en las que se están apoyando; con esto se pretenden avances conceptuales:
    • ¿Parece que usted está asumiendo que…?
    • ¿Por favor explique por qué o cómo?
    • ¿Cómo puede usted verificar sobre eso?
    • ¿Qué pasaría si…?
    • ¿Usted está de acuerdo o en desacuerdo con….?
  • Preguntas que exploran razones y evidencias: Se piden razones, pues con frecuencia los estudiantes utilizan apoyos que no han sido suficientemente pensados o soportes pobremente comprendidos para sus argumentos:
    • ¿Por qué está sucediendo esto?
    • ¿Cómo sabe usted esto?
    • ¿Puede mostrarme?
    • ¿Me puede dar un ejemplo de eso?
    • ¿Por qué está pasando…?
    • ¿Qué evidencia existe para apoyar lo que usted está diciendo?
    • ¿Quién dijo eso?
  • Preguntas sobre puntos de vista y perspectivas: Para mostrar a los estudiantes que existen otros puntos de vista igualmente válidos:
    • ¿De qué otras maneras alternativas se puede mirar esto?
    • ¿Podría explicar por qué es esto necesario o beneficioso y a quién beneficia?
    • ¿Cuál es la diferencia entre… y …?
    • ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de…?
  • Preguntas para comprobar implicaciones y consecuencias: Lo que se puede pronosticar o predecir. Se evalúan las consecuencias:
    • ¿Y entonces qué pasaría?
    • ¿De qué manera … afecta …?
    • ¿En qué forma … se conecta con lo que aprendimos antes?
    • ¿Por qué … es importante?
    • ¿Qué está insinuando usted?
    • ¿Por qué es mejor esta propuesta que aquella …? ¿Por qué?
  • Preguntas sobre las preguntas: Relanzar las preguntas hacia los estudiantes o hacia las preguntas mismas.
    • ¿Cómo respondería usted…?
    • ¿Cuál era el punto de formular esta pregunta?
    • ¿Por qué cree usted que formulé esa pregunta?
    • ¿Qué quiere decir eso?
    • ¿Cómo aplica … en la vida diaria?

Invita a reflexionar en torno a las preguntas y no te olvides que toda pregunta sigue una respuesta y que juntas construyen aprendizaje.