¿Es necesario explicitar el objetivo de la clase a mis estudiantes?

“Quien tiene siempre ante sus ojos un propósito, hace que todas las cosas le ayuden a conseguirlo.”  (Robert Browning).

La mente los niños y adolescentes es maravillosa. La mayor cuota de inocencia, creatividad, experimentación y disposición neuronal al aprendizaje se da en estas etapas. Es como si no tuvieran límites, pero requieren de estructura.

¿Ha intentado ir de paseo con un niño/a? De seguro que notó que una de las primeras preguntas que le hicieron fue ¿Hacia dónde vamos?,o ¿Para qué vamos allá?. Y esto es bueno, dado que su mente, y la del adulto también, necesita en todo tiempo saber qué hacer, cómo hacerlo, y dónde hacerlo. Si esto no se sabe, entonces comienzan a gestarse dificultades de orientación, comunicación, de sentido de lo que se hace, lo cual es poco recomendable.

Nuestras clases no son la excepción a la regla, debemos declarar y explicitar qué objetivo pretendemos lograr en el aula. Esta simple acción dará un encuadre automático a las acciones que se presentarán a continuación, mientras se logra la experiencia de aprendizaje.

Se entiende en este aspecto, que usted ya ha adquirido la destreza de elaborar un buen objetivo de clase. Si siente que puede mejorarlo, le invitamos a revisar el siguiente artículo. Del mismo modo, es necesario saber con anticipación en qué nivel taxonómico se encuentra su objetivo, para lo cual, recomendamos revisar el siguiente documento descargable.

El objetivo de la clase debe ser presentado de forma clara, precisa y comprensible para todos/as.

A continuación, ofrecemos algunos pasos a seguir en función del objetivo de la clase, y que conviene tener presente en todo tiempo:

  1. Tomar el mismo objetivo que fue planificado previamente.
  2. Declarar, de manera escrita y oral, cuál es el objetivo de la clase.
  3. Asegurarse de que todos/as han comprendido cuál es el propósito de la clase. No debe comenzar su clase si existen dudas al respecto.
  4. Motivar, de diversas maneras, a que los estudiantes se comprometan con el logro del objetivo. Naturalmente, usted como docente, debe mostrarse siempre motivado/a y comprometido/a con su logro.
  5. Idealmente, ese objetivo debe permanecer a la vista de todos/as, durante TODA la clase.
  6. Comprobar, a lo largo de todo el desarrollo de la experiencia educativa, que se va de camino al logro del objetivo inicialmente planteado.

 

Ok, ya declaré el objetivo. Ahora, ¿Qué hago?

Junto con la declaración explícita y clara del objetivo, se recomienda también clarificar cuál va a ser el camino que se seguirá para llegar a lograrlo. Esto es, mencionar, sin especificar, pero con una cuota importante de entusiasmo, las actividades que se desarrollarán en la clase.

Asegúrese de que los estudiantes comprenden que cada actividad, por muy extrañas, o sencillas, o complejas, que parezcan, facilitarán el aprendizaje del o los contenidos programados para la clase.

Los/as estudiantes tienen el derecho a saber cómo será el camino que emprenderán. Importante es en este punto hablar siempre en positivo, es decir:

  • “Este contenido será un desafío para nosotros”, en lugar de “esto será muy difícil”.
  • “Las actividades más sencillas son las que dejan las mejores lecciones”, en lugar de “es tán fácil que hasta un bebé lo haría”, etc. 

Mira el siguiente video, para profundizar en el tema:

Img video

Ya lo sabe. Iniciar una clase es una tarea desafiante y sencilla, pero que requiere de bastante motivación y habilidades comunicacionales de parte del/la docente. Ser explícto, claro, breve y concreto en la declaración del objetivo permitirá que con rapidez todos los estudiantes se entusiasmen con lo que viene, y sea más fácil alcanzar el propósito de mejorar los aprendizajes.

¡Manos a la obra!


¿Cómo formular correctamente los objetivos de aprendizaje?

Los objetivos de aprendizaje expresan los resultados que se esperan lograr en los estudiantes, por lo tanto constituyen el primer elemento en la programación de la enseñanza.

*Nota: Se recomienda ver este artículo en un PC o con el celular en posición horizontal, para visualizar las tablas completas.

¿Qué elementos debo considerar para formular objetivos de aprendizaje?

En términos de que los objetivos expresan resultados de aprendizaje y por ende pueden también considerarse como la meta en el aprendizaje se deben tener en cuenta 3 elementos centrales: qué habilidades adquirir, qué actitudes desarrollar y qué conocimientos aprender.

En un contexto didáctico, todos los objetivos implican evaluación. Es decir, debe valorarse si se han logrado o no las pretensiones que se tenían al comenzar el proceso formativo.

El elemento central de todo objetivo de aprendizaje es la Habilidad.

La Definición de habilidades, de acuerdo a las BASES CURRICULARES DE EDUCACIÓN BÁSICA se refiere a que «son capacidades para realizar tareas y para solucionar problemas con precisión y adaptabilidad». Una habilidad puede desarrollarse en el ámbito intelectual, psicomotriz, afectivo y/o social. En el plano educativo, las habilidades son importantes, porque el aprendizaje involucra no solo el saber, sino también el saber hacer y la capacidad de integrar, transferir y complementar los diversos aprendizajes en nuevos contextos.

Las habilidades responden a la pregunta ¿Cómo se aprenderá? y es fundamental la consideración del verbo asociado a la habilidad para ello revisa taxonomia de Bloom.

  • Las actitudes son acciones observables y medibles por parte de los estudiantes y que responden a la pregunta ¿Para qué del aprendizaje?
  • Los conocimientos son los constructos teórico práctico del aprendizaje que responden a la pregunta ¿Qué aprender?

Revisemos un ejemplo genérico, de matemática de 4° básico:

Ejemplo matemáticas
Ejemplo curricular de matemática

Objetivo de aprendizaje: Los estudiantes representarán y comunicarán tablas y gráficos cotidianos, para expresar y escuchar ideas en forma respetuosa.

Aspectos del objetivo

Como del objetivoPara que del objetivoque del objetivo

Cada vez que plantee un objetivo de aprendizaje, debe responder a las tres preguntas mencionadas anteriormente.

Ejemplo de habilidades curriculares:

Ciencias Naturales

Historia, Geografía y Ciencias Sociales Matemática

Lenguaje y Comunicación

Observar y preguntar

•Experimentar [1º y 2º básico] / Planificar y conducir una investigación [3º a 6º básico]

•Analizar las evidencias y comunicar

 

Pensamiento temporal y espacial

•Análisis y trabajo con fuentes

•Pensamiento crítico

•Comunicación

 

Resolver Problemas

Argumentar y Comunicar

Representar

Modelar

 

Conciencia fonológica y decodificación

•Fluidez

•Manejo de la lengua

•Comprensión

•Interacción

 

Recuerde: El elemento central de todo objetivo de aprendizaje es la Habilidad.